DiputadosPese a que la Cámara de Diputados declaró ayer de urgencia el proyecto de ley de Partidos y Organizaciones Políticas, sólo logró aprobarla con modificaciones en primera lectura.


Postergó para mañana jueves, a las 10:00 a.m., su conocimiento para aprobarla en segunda lectura.


Fue aprobada en primera lectura, con 93 votos a favor y 63 en contra. Seis diputados, se abstuvieron de votar.


Con el objetivo de lograr el quórum para aprobar la pieza en una segunda sesión consecutiva el presidente de la Cámara baja, Abel Martínez, pidió un receso de cinco minutos.


Sin embargo, agotado ese lapso, Martínez secundó una propuesta del vocero de los diputados del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Rubén Maldonado, para que se postergara su sanción para mañana, a las 10:00 a.m. La sugerencia que fue acogida.


Los diputados acogieron, en medio de un gran revuelo y quejas, algunas modificaciones, entre las que figuran una sugerencia del diputado oficialista Manuel Jiménez de que los procesos internos de los partidos sean organizados, dirigidos y arbitrados por la Junta Central Electoral (JCE), con lo que se modificarían los artículos 31 y 33 del proyecto. Esa sugerencia fue aprobada con 77 votos a favor, 72 en contra y nueve diputados se abstuvieron de votar.


Tras la aprobación de esa modificación, se escucharon a varios legisladores oficialistas vociferar emocionados: “¡Le doblamos el pulso al Comité Político!”.


La bulla en el hemiciclo era tan fuerte, que prácticamente no se escuchaba las propuestas de modificaciones sometidas a votación por Martínez.


También, los diputados acogieron una sugerencia de Martínez sobre el uso de los recursos del Estado. El párrafo agregado reza que está “prohibido usar los bienes y los fondos públicos pertenecientes a cualquiera de los niveles o instancias del Estado en provecho propio o de los candidatos por ellos postulados salvo la contribución señalada en la presente ley. Esta disposición sería efectiva a partir de la apertura de la campaña electoral por parte del organismo competente”.


La propuesta fue anunciada en medio de los debates para la “sanidad” de los mismos, según el presidente de la cámara baja.


Además, el pleno rechazó una propuesta de la diputada Magda Rodríguez para establecer la paridad en la cuota de las candidaturas otorgadas a hombres y mujeres. Otra sugerencia rechazada fue una planteada por el diputado José Paliza en torno al uso de los recursos del Estado y la procedencia de los aportes privados para las campañas electorales.


Los diputados acogieron una modificación planteada por el vocero del PRSC, Ramón Rogelio Genao que establece que “un ochenta por ciento (80%) -debe ser- distribuido en partes iguales, entre los partidos que obtuvieron más del cinco por ciento (5%) de la votación en la última elección”.


La declaratoria de urgencia fue propuesta por Genao.


En los debates participaron 24 diputados, y se extendieron por cuatro horas.


La diputada Minou Tavárez Mirabal pidió que el proyecto de ley de partidos fuera leído “artículo por artículo”, debido a que ella tenía conocimiento de que fueron eliminados 22 artículos que habían sido consensuados. Criticó que se le quite aspectos fundamentales para evitar la transparencia, la regulación y la equidad.


Concluidos los debates, los diputados decidieron eliminar un párrafo del informe presentado por la comisión especial que expresaba que el proyecto debía ser aprobado con los votos favorables de las dos terceras partes de los presentes en ambas cámaras. Martínez argumentó que eso fue un yerro, y le secundaron varios diputados.


También advirtió “no nos engañemos, ni engañemos a la sociedad dominicana, si no se aprueba hoy (ayer), no tendremos ley de partidos”.


La afirmación del diputado José Jáquez de que el PLD “abusa del país, que está jarto de ustedes”, generó disgustos que provocaron que la vicepresidenta de esa cámara, Lucía Medina, en ese instante al frente de la sesión, pidiera a sus colegas no dejarse provocar.