EbolaLas autoridades liberianas se reunían el sábado para abordar cómo se infectó la última paciente de ébola diagnosticada en el país, después de varias semanas sin nuevos casos.


El país del África occidental fue el que más muertes sufrió en la epidemia de ébola, que mató a más de 10.000 personas en la región. El pasado 5 de marzo dio de alta a su último paciente y estaba contando los 42 días que debe esperar un país para ser declarado como libre de ébola.


Pero el viernes, las autoridades informaron de que una nueva paciente había dado positivo en el virus. En un indicio preocupante, la enferma no parecía tener relación con ninguna de las personas en la lista de contactos con ébola y dijo no haber viajado recientemente a los países vecinos de Sierra Leona y Guinea, también afectados por el brote.


“Si no ha viajado fuera del país, no hay contacto, no hay fuente”, dijo el doctor Francis Kateh, director en funciones del equipo de Gestión de Casos de Ébola en Liberia.


Las autoridades están considerando la posibilidad de que la mujer recibiera una visita de personas de fuera de Liberia que pudieran contagiarla o que mantuviera relaciones sexuales con un sobreviviente de la enfermedad. El virus del ébola puede encontrarse en el semen de los sobrevivientes durante hasta tres meses, y las autoridades sanitarias recomiendan a los pacientes recuperados que se abstengan de mantener relaciones sexuales durante ese periodo.


Aunque había muchas esperanzas de que Liberia hubiera vencido al ébola, las autoridades saben que el país seguirá en riesgo hasta que también Sierra Leona y Guinea acaben con la enfermedad.