VueloLa batería de la baliza que hubiera permitido localizar al vuelo MH370 bajo el mar había caducado más de un año antes de la desaparición del avión. Así lo revela un informe sobre su desaparición hace ahora un año. El informe, citando registros de mantenimiento, señala que no hay evidencias que sugieran que la batería fue sustituida antes de caducar en diciembre de 2012. Aunque dicha batería puede funcionar más allá de su fecha de caducidad, según dijo, “no se garantiza que funcione más de 30 días”.


Sin embargo, el texto señala que la batería de la caja negra de la aeronave y la grabadora de voz de cabina fueron reemplazadas en la fecha prevista y se mantuvieron dentro de su fecha de caducidad, según el informe.


Los investigadores entrevistaron a personal de mantenimiento y encontraron que el programa de reemplazo computarizado no se había actualizado correctamente cuando la grabadora de datos de vuelo, y su radiobaliza de localización fueron reemplazados en febrero de 2008.


El error no fue descubierto hasta después de la desaparición de MH370, y, posteriormente, Malaysia Airlines verificó toda su flota de aviones para asegurarse de que no había otros descuidos.


El informe, que recopila hechos relacionados con el avión desaparecido en lugar de analizarlos, sin embargo no ofrece respuestas para los familiares de las 239 personas que viajaban a bordo sobre por qué el avión se salió del radar y desapareció. Las autoridades malasias están obligadas a hacer público el informe provisional siguiendo estándares internacionales de aviación civil.


Pero los investigadores no han encontrado indicios de comportamiento inusual entre los pilotos y la tripulación de cabina del vuelo de Malaysia Airlines 370 antes de que despegara y desapareciera hace un año. “No había signos de comportamiento de aislamiento social, cambios en los hábitos o intereses, abuso de drogas o alcohol del capitán, primer oficial y la tripulación de cabina”, dijo un informe provisional publicado el domingo sobre la investigación de la desaparición del misterioso avión de pasajeros.


Señala que el capitán del MH370, Zaharie Ahmad Shah, no tenía ningún problema personal o financiero, que suscitara sospechas sobre él.


“La habilidad del capitán para manejar el estrés en el trabajo y el hogar era buena. No había antecedentes conocidos de apatía, ansiedad o irritabilidad”, asegura el informe. “No hubo cambios significativos en su estilo de vida, conflictos familiares o tensiones interpersonales.”


Los investigadores observaron los antecedentes de los diferentes miembros de la tripulación. También examinaron el circuito cerrado de imágenes de tele de la tripulación de vuelo en los aeropuertos en al menos en tres vuelos anteriores y no vieron ninguna señal de cambio en el comportamiento.