SeparatistasLas autoridades de Kiev y los rebeldes prorrusos volvieron a cruzarse hoy acusaciones de violar el alto el fuego acordado entre las partes en conflicto en febrero pasado en Minsk.


Según el parte militar de Kiev, desde anoche los insurgentes han violado en 10 ocasiones la tregua al disparar contra las posiciones de las tropas en las localidades de Sokólniki, Stanitsa Lugánskaya y Trejizbenka de la región de Lugansk, este.


Mientras, en la vecina región de Donetsk fueron atacados con fuego de artillería la localidad de Peskí y el pueblo Opitnoye.


Además, los militares ucranianos denunciaron crecientes actividades de la inteligencia de los insurgentes en las afueras de la ciudad de Mariúpol donde se percataron de varios drones de los rebeldes.


Por otro lado, los secesionistas acusaron a las tropas de Kiev de haber violado en el curso de las últimas 24 horas el cese el fuego en más de 40 ocasiones.


Además, “como resultado del bombardeo de Peskí cuatro combatientes fueron heridos”, señalo un comunicado de los separatistas.


La autoproclamada república popular de Donetsk denunció ataques contra las aldeas Shirókino, Kalínovka y Zhabunka en las inmediaciones de la ciudad de Donetsk.


A pesar de la nueva tregua sellada en febrero en Minsk tras una larga y dura negociación entre los presidentes de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia, Kiev y los milicianos prorrusos se acusan todos los días de continuas violaciones del alto el fuego.


Más de 6.000 personas, entre combatientes y civiles, han muerto en el este de Ucrania en los once meses que dura el conflicto, según el último informe de la ONU.