EbolaAl menos 80 delegaciones participarán hoy en una conferencia internacional sobre el ébola en Bruselas, que pasará revista al estado de la epidemia en el oeste de África, los medios desplegados hasta la fecha y las lagunas existentes en el control de la enfermedad.


El objetivo del foro es comprobar las medidas de urgencia aplicadas para adaptarlas a los cambios de los últimos meses y elaborar una estrategia a largo plazo con el fin de apoyar la recuperación de los países afectados, según fuentes europeas.


El impacto económico de la epidemia del ébola se ha traducido en una pérdida del 12% del PIB en Guinea, Sierra Leona y Liberia, agregaron.


La reunión del martes no será una conferencia de donantes, sino que aspira a verificar las acciones llevadas a cabo y a movilizar a la comunidad internacional para seguir respaldando a esos países en la transición hacia la normalidad.


Servirá para preparar asuntos que serán tratados en otras dos reuniones internacionales sobre el ébola que se celebrarán durante la primavera.


Pese a que el número de transmisiones de la enfermedad ha disminuido, la epidemia del ébola persiste, por lo que hay que mantenerse “extremadamente vigilante”, destacaron fuentes comunitarias.


Al evento, que tendrá lugar en el palacio de Egmont en Bruselas, asistirán los presidentes de Guinea, Sierra Leona, Liberia y Congo.


Además, habrá ministros y representantes de los Gobiernos de los Estados miembros de la UE, delegaciones de Estados Unidos, Cuba y otros países involucrados en la lucha contra la enfermedad.


También participarán delegados de la ONU, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), de ONG e institutos de investigación.


La UE estará representada por la vicepresidenta de la Comisión y representante de Exteriores, Federica Mogherini; el comisario de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica; el titular de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, y el coordinador europeo del ébola y comisario para Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides.


El último brote del ébola, que comenzó hace casi un año en Guinea, ha afectado a 23.913 personas en el oeste de África, de las cuales 9.714 han muerto, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que suma confirmados, probables y sospechosos.


La mayoría de los casos se han registrado en Sierra Leona (11.443), seguida de Liberia (9.265) y Guinea (3.205).


La UE (los Estados miembros y la Comisión Europea) ha asignado más de 1.200 millones de euros a la lucha contra la enfermedad.


El Ejecutivo comunitario ha desbloqueado ya 414 millones contra el virus, destinados a medidas de urgencia -suministro de ayuda material como laboratorios móviles, hospitales de campaña, etc- y apoyo más a largo plazo.


De esa suma, se han invertido 24,4 millones de euros para financiar cinco proyectos de desarrollo de medicamentos y de una posible vacuna contra el virus.


La CE recordó hoy que el riesgo de propagación del ébola en la UE es “muy débil” y precisó que, pese a las medidas que se aplican a nivel comunitario, no se puede descartar del todo que personas infectadas por el virus entren nuevamente en territorio comunitario.


Los expertos defienden el mantenimiento de los controles de salida en los aeropuertos de los países africanos afectados, que, “según un estudio de la CE y la OMS, son eficaces y se ha demostrado que deben seguir hasta el final de la epidemia“.