Las condiciones de Víctor Manuel Santos, hijo del viceministro de Energías y Minas, asesinado en Cotuí, siguen críticas. El paciente continúa en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Ney Arias Lora, donde está dependiendo del respirador artificial y de aminas vasopresoras para mantener la presión arterial.


De acuerdo con el parte médico, Santos continúa inestable desde el punto de vista cardiorespiratorio.


El doctor Alfredo Polanco del Orbe, director médico del centro de salud y el gerente de la Unidad de Cuidados Intensivos, David Cuevas informaron que el paciente no ha experimentado mejoría y continúa en gravedad extrema.


Continúa reservado el pronóstico del paciente ingresado en el establecimiento de salud, donde el personal médico lucha por salvarle la vida.


Santos, recibió un disparo que le penetró en la región para esternal derecha atravesando el mediastino hasta la región infrescapular izquierda.


El proyectil le produjo graves daños a la tráquea, esófago, ambos pulmones y el conducto torácico.