EvolucionEl hallazgo de unos fósiles prehumanos de 1,9 millones de años de antigüedad en la provincia de Kenia, dieron un giro a la teoría de la evolución.


Los restos -descubiertos por antropólogos estadounidenses- pertenecen a los primeros ancestros humanos y los cuales “son muy distintos de lo que se pensaba”.


“Los fósiles nos dicen que las primeras especies de nuestro género, Homo, fueron muy distintas de lo que pensábamos. Se diferenciaban no sólo en sus rostros y mandíbulas, sino también en el resto de su cuerpo”, apuntó Carol Ward, especialista anatómica.


A su vez, el descubrimiento señaló que “muchas especies de los primeros seres humanos coexistieron un millón de años antes de que nuestros ancestros se convirtieran en una única especie Homo”.