EbolaEl presidente de Guinea Conakry, Alpha Condé, reforzó el sábado la emergencia sanitaria por ébola durante 45 días en cinco departamentos y en la capital, Conakry, informaron medios estatales.


El gobernante del país que fue epicentro de la epidemia, recordó en un mensaje a los ciudadanos que desde que declaró la emergencia sanitaria nacional, el 13 de agosto de 2014, 1.880 guineanos fallecieron de los 3.478 afectados.


La epidemia de ébola fue descubierta hace un año en Guinea, de donde el virus se propagó rápidamente a Liberia y Sierra Leona, y en conjunto ha provocado más de 10.000 muertes.


Condé destacó que la situación ha mejorado pero advirtió de que lo que “queda por hacer es más difícil que lo que hemos hecho”.


El presidente, sin embargo, afirmó que ha constatado que se han abandonado la vigilancia y las precauciones indispensables frente al ébola, y que son “cada vez menos seguidas” las recomendaciones adoptadas el la declaración de emergencia sanitaria.


Esas “neglicencias”, añadió, se manifiestan en “el corazón mismo” del sistema de salud de Guinea Conakry, al referirse a que un servicio en una habitación de hospital y varias clínicas privadas estaban infectadas por el virus. También citó como negligente la gestión de los fallecidos por ébola, sobre todo la capital.


El presidente guineano destacó que la “cartografía de la epidemia” en la actualidad se ha desplazado hacia el litoral del país, y en concreto hacia los departamentos de Forécariah, Coyah, Kindia, Dubréka y Boffa, una zona densamente poblada donde el virus supone un “riesgo real” para la sanidad del país.


Por ello, anunció que ha decidido reforzar la emergencia sanitaria en dichos departamentos durante 45 días, al igual que en la capital, donde se adoptarán “medidas rigurosas” ante la permanencia del ébola.


Como consecuencia, agregó que cuando sea necesario durante este período de emergencia se adoptarán medidas de confinamiento y contención, y se harán esfuerzos para proporcionar alimentos y atención sanitaria de apoyo a las personas afectadas.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció esta semana que se ha empezado a vacunar contra el ébola a habitantes de una de las zonas de Guinea Conakry más afectadas por la epidemia, lo que servirá para determinar la eficacia del producto que todavía está en fase de prueba.