inyecionEl Parlamento de Francia aprobó el miércoles por la noche el artículo central de una propuesta de ley sobre el fin de la vida, que autoriza en algunos casos “una sedación profunda y continúa” hasta la muerte del enfermo.


Esta posibilidad de “dormir antes de morir para no sufrir”, según la expresión del diputado de la UMP (derecha) Jean Leonetti, se reservará a los pacientes con una “afección grave e incurable” y en las situaciones descritas en la ley. Leonetti es uno de los autores de la propuesta de ley, junto al diputado socialista Alain Claeys.


El equipo médico podrá autorizar la sedación cuando el sufrimiento del paciente, “cuyo pronóstico vital sea comprometido a corto plazo”, no pueda paliarse con tratamientos analgésicos.


Asimismo, el paciente podrá optar a esta sedación si solicita la suspensión del tratamiento, tal y como ya reconoce la legislación actual, y que esta decisión compromete “su pronóstico vital a corto plazo”.


Otro de los supuestos tiene en cuenta la imposibilidad del paciente para expresar su voluntad. En este caso, el médico puede detener el tratamiento y aplicarle la sedación, al rechazar mantenerlo con vida artificialmente.


Un puñado de diputados de la UMP (oposición) presentaron una serie de enmiendas para suprimir el artículo o para introducir una serie de disposiciones para limitar el alcance, como una cláusula de conciencia para permitir a los médicos negarse a aplicar esta sedación.


Otra enmienda aprobada a propuesta de los socialistas obliga a los hospitales y a otros establecimientos a contar con un registro, en el que se respete el anonimato de los interesados en caso de sedaciones hasta la muerte.


Fuente: Listín Diario