hospital Se encuentra estable el estado de salud de una enfermera del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez que ayer trató de suicidarse inyectándose una sustancia tóxica.


Los médicos que atienden a la enfermera Juana López, de 52 años, dijeron que su estado es estable.


López fue encontrada por sus compañeras de trabajo en estado agónico, sentada en la sala de cirugía del centro asistencial, luego que se inyectara una sustancia hasta el momento desconocida.


La frustrada suicida tomó la decisión, en medio de un estado depresivo, ya que su hijo menor presuntamente se está relacionando con delincuentes.


Fuente: Listín Diario