EnfermeraSe encuentra en estado de salud grave una enfermera que intentó suicidarse, luego que se enteró que su hijo menor de edad estaba involucrado en actos delictivos.


Juana López, de 52 años de edad, estaba sumida en una fuerte depresión, por lo que intentó quitarse la vida inyectándose una sustancia tóxica conocida como CLK.


La enfermera recibe atenciones médicas en la unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez, centro para el que labora.