ManifiestanMiles de manifestantes de diversas partes de España se reunieron el sábado en una de las principales plazas de Madrid para protestar contra la forma en que el gobierno ha encarado la crisis financiera al implementar severas medidas de austeridad.


Los organizadores esperaban reunir a 20.000 inconformes en el evento, llamado “Marchas por la dignidad”, y el sábado la Plaza Colón y parte del Paseo de los Recoletos lucieron abarrotados con personas que portaban banderas republicanas y pancartas en las que exhortaban a una huelga general.


La estilista Dolores Cerezo, de 32 años y proveniente de Sevilla en el sur, dijo que el gobierno ha recortado “salvajemente” en servicios públicos como la educación y el servicio nacional de salud, pero ahora ven a muchos funcionarios que aparecen ante las cortes bajo sospecha de fraude y corrupción.


Una vez que terminó la marcha principal se produjeron algunos enfrentamientos. La policía antimotines chocó con unos 200 manifestantes que atacaron un banco y un auto patrulla.