GalaxyNo necesitas esforzarte mucho para ver las similitudes entre el nuevo Samsung Galaxy S6 y el iPhone 6 de Apple.


Los bordes curvos de aluminio, la ubicación de los botones de volumen, encendido y apagado, la cámara que sobresale de la parte posterior y podríamos decir que todo lo demás acerca del Galaxy S6 es igual al iPhone 6… hasta el botón de inicio que consiste en un sensor de huellas dactilares. Si la imitación es el mayor de los halagos, el equipo de diseñadores de Apple debería estar ruborizándose ahora mismo.


El diseño de Samsung, el cual es criticado a menudo, fue sometido a una renovación casi por completo para el Galaxy S6. El nuevo Galaxy es un teléfono precioso que se siente muy bien en tu mano. Está hecho de un material Gorilla Glass de alta gama (¡no más plástico!) y metal (¡no más plástico pintado para que parezca metal!). Desaparecieron los aspectos característicos de los teléfonos Galaxy, como el almacenamiento adicional, la batería removible y el hecho de que sea a prueba de agua, pero esas son transigencias que vale la pena hacer.


Aunque es innegablemente mejor que los anteriores teléfonos Galaxy S, tampoco hay algo terriblemente original respecto al diseño del S6. En cierta forma, todos los teléfonos inteligentes se parecen hoy en día, pero es como si el equipo de Samsung intencionalmente hubiera diseñado el Galaxy S6 como un iPhone para las personas que odian a Apple.


Eso se debe a que cuando enciendes el Galaxy S6, descubres que las similitudes con el iPhone son casi puramente superficiales. Por dentro, el nuevo teléfono inteligente es del todo Samsung. Eso significa que verás funciones extrañas, herramientas extravagantes y trucos sobresalientes… algunos son increíblemente geniales, y otros solo se interponen en el camino.