AsesinatoEl procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, encabezó las investigaciones preliminares del asesinato a tiros la noche del viernes del viceministro de Energía y Minas, Victoriano Santos Hilario, de 50 años de edad, quien además era candidato del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) a la alcaldía de este municipio


“Estamos fortaleciendo en lo que sea posible la investigación y tratar de dar con los responsables”, señaló Domínguez Brito, quien se trasladó al lugar del crimen este sábado.


Además del máximo representante del Ministerio Público, se presentaron varios equipos policiales adscritos al Departamento de Investigaciones Criminales (DICRIM).


Santos Hilario fue asesinado por tres hombres armados y con sus rostros cubiertos que penetraron a su residencia, sin número, del sector el Elfa. Antes de escapar de la escena del crimen, los desconocidos hirieron de bala a Víctor Manuel Santos Gutiérrez, de 20 años de edad, hijo del occiso. El joven está ingresado en un centro de salud de Santo Domingo y, según sus familiares, se encuentra estable.


Una comunicación de la Policía refiere que la esposa del funcionario asesinado y fiscal adjunta del Tribunal de Niños, Niñas y Adolescente de la provincia, Zoila María Gutiérrez, narró a los investigadores que cuando su hijo Santos Gutiérrez llegó de la universidad, al abrir la puerta de la casa fue encañonada por los tres hombres, quienes lo llevaron hasta una de las habitaciones del segundo nivel de la casa, manifestándoles que a ellos no los pasaría nada.


Agregó que luego tocaron la puerta de la habitación del hoy occiso, y cuando este le abrió, de inmediato lo encañonaron y sacaron al pasillo donde le dispararon, marchándose supuestamente en un vehículo CRV, gris. En la escena fueron colectados dos casquillos calibre 380.


Los restos del dirigente del PLD son velados en la Funeraria Las Mercedes, ubicada en la calle Palo Hincado de Cotuí. Allí han llegado a darles el pésame a los familiares cientos de seguidores, autoridades locales nacionales, quienes lamentaron la forma en que murió el político.