AdviertenEl presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial, Mariano Germán Mejía, advirtió que la corrupción no se puede perdonar, porque es contraria a lo más elemental de la sensibilidad social.


El magistrado expuso que cuando se coge dinero del Estado, se está afectando un servicio público como la salud.


Afirma que el que roba cultiva la enfermedad, la anti educación y el anti desarrollo, lo cual no se puede perdonar.


“Si usted se puede ganar un dinero, gáneselo trabajando, pero si lo ponen en cargos públicos no comience a cogerse lo ajeno, porque eso no es tuyo”, dijo al pronunciar una charla sobre el comportamiento ético, dirigido a jueces y juezas de los departamentos judiciales del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo.


Entiende que los gobiernos tienen que tener lucha anticorrupción, desarrollar auto control y valores éticos, porque es un antídoto contra la corrupción.


Expuso que la ética tiene una doble función, porque evita la corrupción en el servicio público, e implica un compromiso y una participación del servidor en la solución de los problemas sociales.


Sostiene que los gobiernos en el mundo entero tienen que buscar instrumentos de control, internos y externos, así como de auto control a través de los valores éticos.


Germán Mejía manifestó que la corrupción tiene consecuencias imperdonables.


“No hay cosa que a mi, perdóneme señores, que lo diga aquí en público, no hay cosa que me moleste más que yo ver cosas, cogiéndose lo ajeno. Porque cuando usted se coge lo del Estado, le está afectando un servicio público como la salud”.


Precisa que los actos anti éticos en una sociedad se llaman corrupción.


“El que hable de ética tiene que hablar de corrupción, porque en materia de servicio público el principal acto anti ético, el denominador común del acto de anti eticidad se llama corrupción”.


Recordó que los servidores públicos administran bienes ajenos.


Asocia la antiética con el cohecho, el nepotismo, el acoso, la deslealtad, el abuso de autoridad y hasta la incapacidad para ejercer el cargo.


La charla fue organizada por la Dirección General de Administración y Carrera Judicial, en coordinación con la Escuela Nacional de la Judicatura, y se desarrolló en el Auditorio de la SCJ.