dominicanoLos dominicanos radicados en el Viejo Continente criticaron los ataques efectuados por “grupos con intereses malsanos” en contra del Plan Nacional de Regulación para Extranjeros, implementado por la actual gestión de gobierno


ITALIA.- La comunidad dominicana residente en Europa, representada por la Asociación Casa de Santo Domingo de Italia, Federación de Asociaciones de Dominicanos en Italia (FADOI), Asociaciones de Dominicanos en Bélgica, España, Francia, Holanda, Alemania y Suiza, así como Nueva Línea Morada en Europa, reaccionó con indignación ante los repetidos ataques perpetrados en territorio haitiano contra las misiones Diplomáticas y Consulares de la República Dominicana.


De acuerdo a las declaraciones emitidas por el Ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro, en rueda de prensa del 25 de febrero de 2015, “nuestro país no puede seguir sometido al chantaje y es preciso desenmascarar los intereses ocultos que hay detrás de una campaña de descrédito internacional”, atribuyendo a los dominicanos calificativos peyorativos como “xenófobos”, “racistas” o “persecutores”.


Los dominicanos radicados en el Viejo Continente criticaron los ataques efectuados por “grupos con intereses malsanos” en contra del Plan Nacional de Regulación para Extranjeros, implementado por la actual gestión de gobierno.


Destacaron que el dominicano migrante se ve sometido a leyes y reglamentos de aplicación muy rígida y en contadas ocasiones hasta arbitraria, por lo cual dijeron no comprender la definición de “barbarie” atribuida por personas que “quieren pescar en río revuelto y continuar señalando a nuestro país como un lugar en donde no se respetan los derechos fundamentales de las personas”, lo cual aseguraron es diametralmente opuesto a la realidad.


“En el caso de Haití, ha sido demostrado en reiteradas ocasiones que ningún país ha sido más solidario con esa hermana República”, puntualizaron.


“Por tal motivo, el colectivo de asociaciones, profesionales y ciudadanos no alineados a ningún tipo de actividad proselitista que residen en Alemania, Bélgica, España, Francia, Inglaterra, Italia y Suiza, desean reiterar con la mayor firmeza que se está cometiendo un abuso al enfangar la imagen de nuestro país y tratar de perjudicarlo incluso con la industria del turismo, uno de sus principales motores de la economìa dominicana y de la cual se benefician decenas de miles de trabajadores haitianos y sus familias directa e indirectamente”, concluyeron.