presa El director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), ingeniero Olgo Fernández, proclamó que es hora de que la sociedad dominicana haga conciencia sobre la puesta en marcha de un plan estratégico de no desperdicio del agua y recordó que éste es un recurso finito.


El funcionario se expresó en estos términos al conmemorarse ayer el “Día Mundial del Agua”, adoptado por la Conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el 22 de Marzo de 1992, en Río de Janeiro, Brasil.


Como parte de los actos conmemorativo, hoy, el INDRHI, la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), el Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillado (INAPA) y la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN) depositarán una ofrenda floral en el Altar de la Patria.


Fernández lamentó que el 70 por ciento del agua dulce va a parar al mar, mientras falta en miles de hogares, en el campo para el riego agrícola y para la producción de energía eléctrica.


Dijo que urge trabajar en un plan de aprovechamiento del agua en los embalses del país “de manera que en tiempo de sequía haya una reserva disponible para los distintos usos”.


El director del INDRHI dijo que la institución tiene en carpeta un plan de construcción de presas a 20 años y citó, entre esas, la del río Chavón, en la Romana, y la de Yásica, en Puerto Plata.


Manifestó que si el 70 por ciento del agua que va a parar al mar pudiera ser represado la situación hídrica de la República Dominicana mejoraría considerablemente.


Destacó el apoyo económico y técnico que ofrece el presidente Danilo Medina al INDRHI y a las demás instituciones que integran el sector agua del país, con el firme propósito de garantizar el suministro del vital líquido para los distintos usos.


El día 26 de este mes estos organismo realizarán una marcha en la avenida de la salud, en el Parque Mirador Sur, para concientizar a la gente sobre la importancia de preservar este importante recurso.


Fernández significó que todos los sectores de la sociedad deben involucrarse en programas de reforestación lo que garantiza precipitaciones permanentes en las cuencas de los ríos y arroyos para el llenado de los embalses de las presas y lagunas.


Precisó que el agua es indispensable para la vida del hombre, pero que escasea en la medida que la población aumenta “y porque lamentablemente es desperdiciada por personas ignorantes y carentes del sentido de responsabilidad y solidaridad humana”.


fuente: Listín Diario