YihadistaSiria es escenario desde el 15 de marzo de 2011 de un conflicto desencadenado por una revuelta pacífica, que se transformó en una insurrección armada contra la represión desatada por el régimen de Bashar al Asad.


El conflicto ha ido ganando complejidad con el aumento del poder de los yihadistas, que se han convertido en la mayoría de las regiones en enemigos de los rebeldes moderados a pesar de que también combaten al régimen.


Más de 210.000 personas han perdido la vida desde 2011 y ya hay más de 10 millones de desplazados y refugiados.