copiloto El copiloto del vuelo de Germanwings que cayó en los Alpes franceses tomó el control del avión y comenzó el descenso con la intención de destruir la aeronave, indicaron funcionarios el jueves.


Sólo uno de los dos pilotos del vuelo de Germanwings estaba en la cabina cuando el avión, que volaba de Barcelona a Dusseldorf, cayó en los Alpes franceses con 150 personas a bordo, confirmó la fiscalía en Francia.


En una conferencia de prensa en Marsella, el fiscal Brice Robin, citó la información que se desprendió de las grabaciones de la caja negra.


Indicó que el capitán salió de la cabina y no pudo volver a acceder a ella.


Control manual


Dijo que el copiloto tomó el control manual de la aeronave y comenzó el descenso que condujo a que el avión se estrellara.


“Escuchamos (con las grabaciones de la caja negra) al piloto pedirle al copiloto que tomara el control de la aeronave y al mismo tiempo oimos un sonido de un asiento moviéndose hacia atrás y el sonido de una puerta cerrándose” dijo Robin a los reporteros.


“En ese momento, el copiloto queda él solo con el control del avión. Cuando está solo, el copiloto presiona los botones del sistema de monitoreo de vuelo y pone en acción el descenso de la aeronave”.


“Esta acción sobre los controles de altitud sólo pudo ser deliberada”.


El funcionario indicó también que en esos momentos “no hubo ningún contacto entre el copiloto y la torre de control de Marsella”, indicó el funcionario.


“Los controladores trataron de comunicarse con el avión, pero no hubo ninguna respuesta”, agregó.


Subrayó, sin embargo, que hasta ahora “no había ningún indicio de que se tratara de un acto terrorista”.


El copiloto era alemán


Robin señaló que hubo “un silencio absoluto en la cabina” mientras el capitán intentaba reingresar a ella.


El fiscal de Marsella nombró al copiloto como Andreas Lubitz, de nacionalidad alemana, de 28 años.


Era originario de la ciudad de Montabaur, en el centro-oeste de Alemania, dijo.


El funcionario señaló que estaban trabajando con las autoridades alemanas para obtener más información.


Asimismo indicó que los últimos hallazgos ya habían sido comunicados a los familiares de las víctimas.


“Las familias están en estado de conmoción, tratando de entender lo que ocurrió”, aseguró el fiscal de Marsella.


“Ya comenzó la indentificación con ADN de las víctimas y se están recolectando las pertenencias para que sean identificadas por las familias”.


El Airbus A320 viajaba de Barcelona a Dusseldorf y se estrelló en los Alpes después de un descenso de ocho minutos.


Fuente: El Día