HeridosLas autoridades confirmaron la noche de este jueves 26 de marzo que 30 personas resultaron heridas en la explosión a causa de una fuga de gas de dos edificios situados en la Segunda Avenida en el icónico barrio East Village en Manhattan.


El periódico NY Post, dijo que fuentes de la investigaron confirmaron el dato y añadieron que la explosión causó un colapso parcial, provocando un incendio de grandes proporciones en los edificios 121 y 123. El segundo se vino abajo y el primero estaba a punto de derrumbarse también.


Una docena de víctimas fueron ingresadas en hospitales locales, entre ellas cuatro de gravedad y otras con lesiones críticas.


Dos civiles que sufrieron quemaduras graves, fueron transportados inconscientes al Hospital New York y otro en el hospital Bellevue.


El servicio de gas a lo largo de la Segunda Avenida, fue cerrado y lo propio hizo la empresa Con Ed en el East Village.


Espesas columnas de humo que brotaban del desastre, se extendía sobre todo el Village y hacia el Norte de Manhattan, penetrando incluso a locales situados en rascacielos de la zona, añadió el tabloide.


Preliminarmente, se dijo que la explosión de una posible tubería de gas, se produjo en el momento en el que se estaba cocinando la comida de la noche, en un restaurante de la Segunda Avenida, llamado “Sushi Park” y situado en el edificio 121.


Hace unos días, dijeron empleados del negocio, se estaba trabajando con la revisión de la línea del gas.


Matty Disilvestro de 51 años y trabajador de la construcción dijo que el remeneo se sintió hasta la plaza San Marcos, a una cuadra al Norte de la escena.


“Escuché una fuerte explosión y una vibración muy extensa, la gente que estaban en la calle, incluyendo la acera, fueron afectados”, añadió el testigo.


“Había gente sangrando de las cabezas, las caras y las manos. Hubo gran confusión y caos, la gente corría hacia todos lados, estaban confundidos sin tener idea de lo que pasaba”, relató Matty.


Otro testigo, dijo que el techo estalló en llamas que se elevaron a unos 30 pies de altura. “Nunca había visto un fuego tan feroz, era como si estuvieran echándole gasolina a las llamas”, agregó.


Los policías del cuartel nueve, ubicado a un cuarto de milla de los edificios colapsados, dijeron escuchar una gran explosión y corrieron.


La destrucción ocurrida en la Segunda Avenida y la calle 7 Este fue reportada como una posible explosión de gas a las 3:17 de la tarde.


El alcalde Bill de Blasio, en una conferencia de prensa en The Village, dijo que su corazón y oraciones están con las familias de los afectados.


Entrada la noche, se dijo que otros tres edificios también fueron afectados parcialmente por la explosión, mientras la Cruz Roja Americana, llevaba a refugios a docenas de inquilinos de unos 40 edificios que fueron evacuados.