sepelio En medio de llanto y reclamo de justicia fueron sepultados ayer los restos de la señora Elena Antigua Muñoz, 64 años, quien fue hallada en su residencia muerta, presumiblemente ahorcada.


Hasta el momento, la Policía Nacional ha entrevistado a diez personas por el suceso, aunque todavía no hay apresados por el hecho.


Los familiares de la señora Antigua Muñoz, sepultada en el cementerio Cristo Redentor, confiaron en que las autoridades den con el paradero del o los responsables del crimen para que sean traducidos a la acción de la justicia y respondan por los hechos que se les imputan.


Previo a su sepultura, fue realizada una misa de cuerpo presente en la Iglesia Nuestra Señora de La Paz, donde su hijo Emilio García, quien es párroco de la misma, dijo que es tarea de las autoridades esclarecer el hecho. Dijo esperar que el crimen de su madre no quede impugne, aunque él perdona al que cometió el hecho, la justicia terrenal deberá aplicar todo el peso de la ley en su contra.


En tanto que Fátima García Antigua, definió a su madre como una mujer noble y muy sencilla, que no se metía con nadie, por lo que no se explica por qué le quitaron la vida.


“Por lo visto, quien cometió el crimen es una persona que mi madre la conocía, porque si hubiese sido otra clase de persona, quizás la amarra, o le da un golpe, pero no le hubiese hecho eso. Yo digo que ella conoció a la persona que hizo eso, que entró a la casa y dejó la puerta abierta”, adujo Fátima entre llantos.


Mientras que la Policía Nacional aún no tiene apresados por la muerte de la señora Antigua Muñoz.


El coronel Jacobo Moquete, vocero del cuerpo del orden, dijo que tan pronto ocurrió el hecho se inició la investigación, donde han sido entrevistadas unas diez personas hasta el momento.


Indicó que el jefe de la institución, mayor general Manuel Castro Castillo, da garantía de que se llegará a el o los responsables del abominable hecho.


fuente: Listín Diario