FibraCientíficos del Centro de Tecnología Biométrica de la Universidad Politécnica de Madrid lograron fabricar la fibra más resistente jamás creadas. A partir de la seda de araña, los investigadores siguieron las mismas pautas que hace dos siglos para la creación de hilos.


Llamada “hijuela de araña”, esta nueva fibra tiene un diámetro mayor al de la natural, por lo que puede soportar una carga más pesada, la investigación fue publicada en la revista Scientific Reports.


Los creadores de este nuevo material, extrajeron las glándulas sericígenas de arañas Nephila inaurata, deformando las glándulas en un medio ácido y así obtuvieron fibras con diámetros notablemente mayores, siendo capaces de optimizar las condiciones para maximizar la resistencia de las fibras.


Esta nueva seda podrá ser utilizada en algunas aplicaciones biomédicas, como biomaterial soporte en ingeniería de tejidos.