Ban KimoonEl secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo hoy en Roma estar “horrorizado” por el drama que viven los inmigrantes que quieren alcanzar las costas italianas y por las acciones “sin escrúpulos” de los traficantes de seres humanos. En una rueda de prensa tras reunirse con el ministro italiano de Asuntos Exteriores, Paolo Gentiloni, Ban recordó a los inmigrantes, refugiados y a los que piden asilo político, “que se ven abandonados en el mar” por las mafias de tráfico ilegal. El secretario general de la ONU pidió una mayor cooperación a la comunidad internacional y agradeció a Italia el trabajo que hacen la Marina y la Guardia Costera para “salvar vidas humanas”.


El número de inmigrantes desembarcados en las costas italianas en los dos primeros meses del año aumentó un 43 % con respecto a 2014, con un total de 7.882 frente a los 5.506 del mismo período del año anterior, informó el Ministerio del Interior este mes.


Si se mantiene ese ritmo se podría sobrepasar el récord que el país batió en 2014, cuando llegaron más de 160.000 inmigrantes irregulares, una cifra que multiplicó por cuatro las más de 40.000 personas de 2013. Ban Ki-moon se encuentra de gira por Italia, donde tras reunirse con Gentiloni se entrevistará con el presidente de la República, Sergio Mattarella, y con el primer ministro, Matteo Renzi, entre otras personalidades. También tiene previsto asistir en Turín a una reunión anual de asesores de la ONU que analizará temas políticos y de seguridad.