ItalianoFernando Alonso intentó aclarar el jueves las versiones alrededor del accidente que tuvo en la pretemporada y que le obligó a perderse la primera carrera de la temporada de la Fórmula 1 en Australia.


En una comparecencia de prensa, el piloto español dijo que nunca perdió la conciencia ni tuvo lapsos de memoria después de colisionar con su McLaren en una jornada de pruebas en el circuito de Barcelona.


Durante media hora, Alonso respondió a las preguntas sobre el incidente, en su regreso a la parrilla de salida de la Formula 1 con ocasión del Gran Premio de Malasia de esta semana, su primera prueba tras abandonar Ferrari.


“Todo fue como una conmoción normal”, dijo Alonso a los periodistas, horas después de superar las pruebas en el Circuito Internacional de Sepang y obtener luz verde para hacer su debut oficial con la escudería en la que ya militó un año en 2007.


“Fui al hospital en buen estado y hay un momento que no recuerdo de unas cuatro horas, pero es completamente normal por la medicación que me dieron al entrar en el helicóptero”, afirmó.


“No me desperté en 1995 (…) No desperté hablando italiano ni en ninguno de los estados que se informó. Recuerdo el accidente y todas las cosas de los días siguientes”, agregó.


La causa del accidente sigue siendo un misterio, tanto para el piloto como para su equipo, pero el doble campeón mundial está seguro de que la culpa tiene que ver con la dirección.


“No hay nada claro en los datos que podamos ver y digamos ‘fue eso’, pero es evidente que tuvimos un problema de dirección a mitad del tercer giro”, señaló.


“Se bloqueó a la derecha (…) Me aproximé al muro, pisé los frenos en el último momento y bajé de quinta a tercera marcha, pero aún hay partes perdidas en los datos para ver qué pasó exactamente”, dijo.


Alonso descartó rápidamente una de las primeras teorías sobre el accidente: “No hubo una racha de viento, ni un huracán hubiera podido mover el auto”, aseguró.


En relación a su futuro, el piloto español aseguró que “no tengo miedo. Es algo muy normal. Me sentía bien para salir en Australia, pero los médicos dijeron que era muy pronto, así que esperamos a la siguiente carrera”.