JovenesLos adultos jóvenes tienen la reputación de estar conectados uno con otro y desconectados de las noticias, pero un estudio en Estados Unidos mostró que los dispositivos móviles y las redes sociales los mantienen más informados que lo que otras personas creen.


Ellos quieren noticias, dicen, pero no siempre las buscan de una manera decidida, quizá sólo lo hacen a través de lo que publican sus amigos en línea. También quieren noticias a diario.


El estudio que analizó el comportamiento de personas de 18 a 34 años, que pertenecen a la llamada “generación del milenio”, encontró que dos terceras partes de los encuestados dijeron que consumen noticias de manera regular, a menudo a través de un sitio de redes sociales. De ellos, 40% lo hacen varias veces al día, de acuerdo con una encuesta llevada a cabo por The Associated Press, el NORC Center for Public Affairs Research (Centro de Investigación para Asuntos Públicos NORC) y el American Press Institute (Instituto Estadounidense de Prensa).


Esa tendencia en el consumo de noticias se ha transmitido poco a poco a las personas de mayor edad, según los expertos. Los más jóvenes dicen que eso les permite estar actualizados incluso cuando jamás lean un periódico o vean los noticieros nocturnos en la TV.


“Creo que otras personas no esperan que sepamos lo que sabemos”, dijo Erica Quinn, una estudiante universitaria de 24 años en Gainesville, Florida, quien participó en la encuesta. Los hallazgos serían presentados el lunes más tarde en la convención anual de la Newspaper Association of America (Asociación de Periódicos de Estados Unidos), que se lleva a cabo en Nashville.


Entre otros temas, los encuestados dijeron que su consumo de noticias e información en varios dispositivos se originó por su interés en asuntos cívicos, por razones sociales, como discutir un asunto con amigos, o simplemente porque lo disfrutan.


La encuesta mostró que los adultos jóvenes a menudo reciben información de política y economía de sitios de información tradicionales y otras noticias de estilo de vida, más “suaves” de redes sociales, en las que Facebook es la gran favorita.


Así se informa Marilú Rodríguez, una mujer de 29 años que viven en los suburbios de Chicago, quien participó en un grupo de enfoque que se formó al mismo tiempo que la encuesta.


Recuerda que cuando era niña las noticias en la TV se transmitían inmediatamente después de que su familia viera su telenovela favorita en español. “Ver las noticias era una actividad familiar”, dijo Rodríguez.


Actualmente su smartphone es su medio de acceso más frecuente al mundo y a menudo navega por los sitios de noticias y redes sociales cuando viaja en tren de su casa al trabajo y viceversa. Como otros encuestados, recibe mucha información a través de “una mezcla diversa de amigos” en los sitios de redes sociales.


Sólo un 39% de quienes respondieron al estudio dijeron que buscan noticias de manera activa, mientras que 60% señalan que “saltan” a esa clase de contenido mientras hacen otras cosas en Facebook y otros sitios.


Tom Rosenstiel, director ejecutivo del Instituto Estadounidense de Prensa, informó que muchos de los encuestados que generalmente dejan que las noticias lleguen a ellos pueden hacer comentarios de un despacho colocado por alguno de sus amigos en redes sociales o buscar más información sobre un tema por escepticismo.


“De modo que hay un nivel de actividad o participación que antes ni siquiera era posible”, dijo Rosenstiel, quien presentará los resultados de la encuesta en Nashville.