Naturalizacion


Ayer venció el plazo para que los descendientes de extranjeros nacidos en el país se inscriban para acogerse a la Ley 169-14 sobre Régimen Especial de Naturalización.


Con unos 7,500 registros hasta el viernes, el Ministerio de Interior y Policía explicó que para que se prorrogue otra vez, como han solicitado varias organizaciones, debe hacerse vía el Congreso Nacional.


“Nosotros hemos hecho todo el procedimiento que se tenía que hacer (…) Los nacionales haitianos entienden que su gobierno no les suministró los papeles, eso es un caso que escapa a nuestra voluntad, si es así entonces nunca le van a suministrar los papeles, y este proceso sería de gran inconveniente”, dijo el viceministro de Interior y Policía, Washington González.


A finales de octubre del 2014, cuando se había recibido poco más de 3 mil solicitudes, el Senado aprobó un proyecto sometido por el presidente Danilo Medina para extender por 90 días el plazo que otorga la Ley 169-14, que establece un régimen especial para personas nacidas en territorio nacional inscritas irregularmente en el Registro Civil.


Los hijos de extranjeros que se regularicen de conformidad con el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en situación migratoria irregular podrán optar por la naturalización ordinaria.


Hasta ayer, el gobierno no había anunciado alguna intención de prolongar el plazo, mientras que Interior y Policía registró que más del 60 % que acudió el fin de semana a las oficinas habilitadas lo hizo para el Plan Nacional de Regularización.


González lo atribuye a confusión. En la oficina habilitada en Los Palmares, de Sabana Perdida, en Santo Domingo Norte, el supervisor Luis Fernández le explicaba a un haitiano que no podía acogerse al Plan de Naturalización, porque su nacimiento había sido declarado en Haití, y en ese caso le corresponde el Plan de Regularización.


Aunque ayer era el último día, en este recinto y en otros dos abiertos en la capital, la afluencia de extranjeros, en su mayoría haitianos, era baja. Berliza Rodríguez, supervisora del centro de atención que funciona en las Oficinas Gubernamentales, lo atribuyó a que la gente tiene la expectativa de que se dará otra prórroga.


También está la disyuntiva de la falta de papeles que deben ser emitidos por la Embajada haitiana en Santo Domingo. “Se van a quedar muchos niños que han nacido en territorio dominicano, y no sería por culpa del programa (…), sino por la tardanza de la entrega de los documentos que tiene que realizar la Embajada de Haití”, aseguró Miguel Batista, de la Mesa Nacional para las Migraciones.


La supervisora Rodríguez indicó que entre los inconvenientes que más se presentan a los solicitantes están la identificación y la constancia de Nacido Vivo. “En los hospitales ellas van (las madres), y dan un nombre cualquiera, entonces cuando tú vas a ver, te vienen con otro tipo de documento, que no es el nombre de ellas realmente”, dijo.


A pesar de las trabas, Dinorah Féliz estaba en fila con una hija de 16 años. El día anterior pudo inscribir a otros dos. Estaba positiva. Con igual ánimo se encontraba a su lado Maritza Laprovence, quien tiene cinco hijos. Era la primera vez que iba a hacer el proceso.


A partir del 15 de junio, los que no se sometieron al proceso de regularización migratoria, tendrán que retornar a su país. Así lo reiteró el viceministro González, quien negó que sea desde el vencimiento del plazo del Plan de Naturalización, como denunciaran ONGs internacionales. “Hay un decreto del Presidente que prohíbe cualquier tipo de deportación durante el proceso de toda esta gestión migratoria que estamos ejecutando”, dijo.