Extranjeros


Alrededor de 300 mil extranjeros que residen irregularmente en el país han sometido sus expedientes en procura de acogerse al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros o a los mecanismos establecidos en la Ley 169-14 de Naturalización y la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional.


De acuerdo con el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, conforme a la Ley 169-14 que contempla un régimen especial de naturalización, unos 8,745 extranjeros fueron los que aplicaron durante el proceso que concluyó el primero de este mes y cuyos resultados final se darán a conocer en una semana.


“Esos serán enviados a la Junta Central Electoral para ser inscritos en el libro de extranjería, para que ellos tengan residencia, luego de dos años podrían optar por la naturalización que ya esa es una facultad exclusiva del Poder Ejecutivo”, enfatizó.


En torno al Plan de Regularización de Extranjeros Irregulares explicó que hasta el pasado lunes se habían tomado los datos biométricos a 139 mil personas, lo cual ratificó que es obligatorio. De ellos sólo se ha entregado carnet a unos 500 extranjeros.


“A este grupo del Plan de Regularización estamos planteando que con los pasaportes, a esas personas darle un estado transitorio de dos años, un permiso de trabajo o de estudiante y que concluido ese tiempo se regularice”, precisó, al tiempo de aclarar que ese mecanismo transitorio sólo se otorgará a los que tienen pasaportes vigentes, y no puedan demostrar el arraigo.


Respecto al grupo de extranjeros asentados irregularmente en el Registro Civil Dominicano, y que por mandato de la sentencia 168-13, son sometidos a una auditoría que abarca las inscripciones en los libros al periodo comprendido entre el 16 de junio de 1929 al 18 de abril del 2007, Fadul dijo que son más de 60 mil personas, de los cuales unos 40 mil son haitianos. En marzo concluirá dicha auditoría.


“El Plan anda, entre la JCE y nosotros, prácticamente llegando a 300 mil personas y faltan solo tres o cuatro meses, y es ambicioso el Plan”, manifestó.


El ministro recordó que deberán abandonar el país, quienes no se acojan a la regularización ni a ningunos de los mecanismos legales.