Magnate


Liu Han, poderoso magnate de la minería china con vínculos con el exzar de Seguridad Zhou Yongkang, el cargo político más alto investigado actualmente por corrupción, fue ejecutado hoy tras ser considerado culpable de más de una decena de delitos, según informa hoy la prensa oficial del país asiático.


Liu, considerado culpable de, entre otros cargos, corrupción y homicidio, fue ejecutado junto a otros cuatro socios, entre ellos su hermano menor, Liu Wei, según precisó un tribunal de la provincia central de Hubei, encargada del caso.


El millonario, de 48 años, fue sentenciado a muerte en mayo del año pasado por 13 cargos, desde organizar, dirigir y participar en una banda criminal hasta planear homicidios o vender armas de forma ilegal.


El magnate creó junto a su hermano y un socio el grupo Hanlong en 1997, la mayor empresa privada de la provincia de Sichuan (centro del país), que cuenta con decenas de compañías subsidiarias en sectores como el eléctrico, energético, finanzas o inmobiliario.


Según la corte, a partir de la creación del grupo, los dueños contrataron a una banda de matones y la empresa se convirtió gradualmente “en una organización delictiva relativamente estable”, recogió entonces la oficial Xinhua.


La sentencia señaló también que el empresario acumuló alrededor de 7.000 millones de dólares (5.130 millones de euros) a través de prácticas corruptas durante su presidencia del grupo.


Además de la condena a muerte, el grupo Hanlong fue obligado a pagar una multa de 48 millones de dólares (42 millones de euros) por crímenes que incluyen el uso de información fraudulenta para obtener créditos bancarios.