Libre


No queda en el país ninguna persona presa, condenada por pertenecer a la red de lavado de activos del narcotraficante puertorriqueño Jósé David Figueroa Agosto, solo cinco años después de haber estallado uno de los escándalos de drogas más sonados en el territorio dominicano.


La última en salir de la cárcel, el pasado viernes, luego de cumplir cinco años de una condena de siete, fue Mary Peláez.


En enero de este año fueron liberados Juan José Fernández Ibarra e Ivanovich Sméster, quienes guardaban prisión en una cárcel de La Romana.


Ambos cumplieron cinco años de prisión de cinco. También están en libertad Eddy Brito, Sammy Dauhajre, Madeline Bernard Peña, Sobeida Félix Morel y Leavy Yadira Nin Batista.


Brito cumplió cinco años en una cárcel de La Romana.


Nin Batista fue procesada en un juicio abreviado en el Segundo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, fruto de un acuerdo con la Fiscalía del Distrito Nacional.


El grupo fue favorecido con la rebaja de la pena a cinco y siete años de prisión por la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación. Asimismo el tribunal confirmó la sentencia a Madeline Bernard quien fue condenada a cinco años de prisión domiciliaria.


En primera instancia, el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, Dauhajre, Peláez, Sméster y Fernández Ibarra, fueron condenados, el 26 de septiembre de 2011, a 15 años de prisión y Eddy Brito a 12.


Esa decisión fue confirmada por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), al rechazar un recurso de casación presentado por el procurador de la Corte de Apelación del Distrito contra la sentencia que redujo las penas a los involucrados en la red de Figueroa Agosto.


Brito, quien fuera esposo de Sobeida, en abril del 2014 solicitó libertad condicional, pero la petición fue rechazada por la jueza de la Ejecución de la Pena de San Pedro de Macorís, Altagracia Mejía, por entender que las víctimas ni la sociedad habían sido resarcidas por sus hechos.


El 9 de noviembre de 2012 los jueces de la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional rebajaron a cinco años de prisión la pena impuesta a Brito, Sammy Dauhajre, Juan José Fernández Ibarra y a Ivánovich Smester.


El caso estalló el 4 de septiembre del 2009, cuando la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y la Fiscalía del Distrito Nacional anunciaron el decomiso de 4.6 millones de dólares en una yipeta que se encontraba en un edificio del sector La Esperilla de la capital, donde habitaba Sobeida Félix Morel, compañera sentimental de Figueroa Agosto, quien se encuentra preso en Estados Unidos.


A Figueroa Agosto, conocido en el mundo del narco como Junior Cápsula, se le atribuyó manejar una red de trasiego de drogas que incluía contactos en Colombia y Venezuela, con socios que llevaban por aire los narcóticos hasta la zona este de República Dominicana, donde era recogida y transportada a Puerto Rico en lanchas rápidas.


Llegó a República Dominicana luego de escapar en 1999 de la cárcel de máxima seguridad de Río Piedras, Puerto Rico, donde cumplía una condena de 209 años por narcotráfico y otros delitos.


El caso provocó el apresamiento de los coroneles, entonces Miguel Sánchez Martínez, director del Departamento de Planificación y Operaciones de la DNCD, y Santos Díaz Medina, jefe de servicios del aeropuerto de La Romana. Ambos fueron investigados con relación al asesinato del excoronel José Amado González González, esposo de Madelin Bernard Peña.