Ebola


El presidente de Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, anunció hoy que los centros educativos de todo el país reabrirán el próximo 30 de marzo y que pondrá en marcha un protocolo de seguridad para evitar contagios de ébola entre los alumnos que acudan a las escuelas.


Sierra Leona es uno de los países más afectados por la epidemia con 3.300 muertes y 10.700 infecciones, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y en la semana del 1 de febrero se registraron 80 casos, muy por encima de Guinea Conakry (39) y Liberia (5).


Cuando a mediados del año pasado el brote estaba totalmente fuera de control, el Gobierno de Koroma ordenó el cierre de todas las escuelas como medida preventiva para contener las nuevas infecciones.


El portavoz de Presidencia, Abdulai Bayraytay, detalló que la reapertura de los centros educativos irá acompañada de un plan de prevención que incluirá la instalación de depósitos de agua e instalaciones sanitarias y la realización de exámenes médicos y campañas de sensibilización.


“En Año Nuevo el presidente ordenó al ministerio de Educación que preparara un plan para la reapertura de todas las escuelas y, tras una reunión de máximo nivel celebrada ayer, se ha decidido que todo está listo para empezar el 30 de marzo”, añadió Bayraytay.


Sin embargo, el miedo al contagio y las dificultades económicas por las que atraviesa el país pueden ralentizar la vuelta al colegio de muchos niños.


“Intentaremos llevar a nuestros hijos al colegio”, declaró a Efe Mariama Dumbuya, de 52 años, que no pudo garantizar que pueda reunir el dinero necesario para pagar las tasas escolares antes de finales de marzo.


Por otra parte, en Liberia el ministerio de Educación anunció la reapertura de los colegios el pasado 2 de febrero aunque posteriormente lo pospuso hasta el día 16 para que las familias y las autoridades escolares tuvieran más tiempo para prepararse.