La cifra de muertos en el accidente hoy de un avión de TransAsia en Taipei (Taiwán) ha aumentado a 19, mientras 24 personas siguen desaparecidas y 15 han sido ingresadas por heridas de diferente gravedad, según el Gobierno local.


En la aeronave de la compañía taiwanesa, que cayó al río Jilong de Taipei, por razones desconocidas, viajaban 58 personas, entre ellas, 5 miembros de la tripulación y dos niños.


Las cajas negras del avión han sido localizadas y enviadas a analizar para establecer las causas del accidente, mientras continúan las operaciones de recate, señaló la Administración de Aviación Civil de la isla.


El aparato, un bimotor turbohélice ATR-72 de fabricación franco-italiana, se precipitó al río tras realizar un giro brusco y golpear un viaducto a los diez minutos de despegar y cuando se dirigía a la isla taiwanesa de Kinmen, ubicada a escasos kilómetros de la costa china.


A su caída, el avión tocó a un taxi con el extremo de su ala de babor (izquierda) antes de precipitarse sobre las aguas, a pesar de que, según testigos presenciales, el piloto intentó remontar el vuelo para evitar estrellarse.


El conductor del taxi y una pasajera resultaron heridos y fueron trasladados a un hospital cercano, donde se encuentran fuera de peligro.


Según testigos presenciales, el piloto intentó remontar el vuelo antes de que el avión chocara con el puente y acabara finalmente en las aguas del río, tan sólo a 5 kilómetros de la pista de despegue, según informó la agencia taiwanesa CNA.


El piloto envió tres llamadas de emergencia a la torre de control indicando situación de extremo peligro poco después de despegar del aeropuerto Songshan de Taipei, señaló la Administración de Aviación Civil de la isla.


La operación de salvamento, en la que han participado más de 500 efectivos y numerosas lanchas, balsas y helicópteros, ha logrado rescatar en las aguas del río y zonas cercanas a un total de 24 personas, entre las que hay un niño de tres años.


En el fuselaje del avión, mantenido a flote por más de diez balsas, se encuentran atrapados un número aún no determinado de pasajeros.


Al hundirse en el río, tan sólo quedó una puerta del avión sobre el agua, lo que dificulta la operación de rescate.


De momento, no se descarta que algunos pasajeros hayan sido arrastrados por la corriente, ya que se han encontrado restos de equipajes hasta a un kilómetro de distancia del siniestro, señaló el director en funciones del Cuerpo de Bomberos de Taipei, Wu Chun-hung.


“Algunos pasajeros fueron despedidos del avión con sus asientos, y estamos buscando en el río porque algunos han sido arrastrados por la corriente y esperamos hallar supervivientes”, dijo Wu.


El aparato estrellado tenía menos de un año de antigüedad ya que había sido construido en abril del año pasado y había pasado su última revisión el 26 de enero, según ha confirmado un representante de la Aviación Civil Aeronáutica de la isla.


Se trata del segundo accidente que sufre la taiwanesa TransAsia Airways en menos de un año, después de que en julio del año pasado 49 personas murieran y diez resultaran heridas al estrellarse otro avión de idéntico modelo.


En esa ocasión, el aparato se estrelló cuando intentaba realizar un aterrizaje de emergencia en las islas Pescadores por las malas condiciones atmosféricas debido al paso del tifón Matmo.


Avion


Avion2


Avion3