Rehen


Extremistas del grupo Estado Islámico afirmaron que una mujer estadounidense a la que tenían como rehén murió el viernes durante un ataque aéreo jordano en el norte de Siria.


Sin embargo, el gobierno de Jordania rechazó la aseveración y la describió como “propaganda criminal” mientras que Estados Unidos afirmó que no ha visto pruebas que corroboren la versión.


La estadounidense fue identificada como Kayla Jean Mueller, que había viajado a Siria para participar en labores humanitarias. No se ha podido verificar de manera independiente la aseveración de los extremistas.


Los extremistas hicieron su anuncio en un sitio de internet utilizado por el grupo en tanto que usuarios afiliados al Estado Islámico lo difundieron por Twitter.


Mueller, de 26 años, residente de Prescott, Arizona, era la única estadounidense que se sabe estaba como rehén del grupo Estado Islámico.


De ser confirmada su muerte, Mueller se convertirá en el cuarto ciudadano de Estados Unidos que muere en poder de los extremistas del Estado Islámico.


Otros tres estadounidenses, los periodistas James Foley y Steven Sotloff, así como el trabajador humanitario Peter Kassig, fueron decapitados por el grupo.


El periodista Austin Tice, de Houston, Texas, desapareció en agosto de 2012 cuando cubría la guerra civil en Siria.


Se desconoce qué organización lo tiene prisionero pero se cree que no es el Estado Islámico ni el gobierno sirio, dijo la familia de Tice. El anuncio fue la segunda ocasión esta semana que los extremistas revelan la muerte de un rehén.


El Estado islámico difundió el martes un video en el que se ve cuando el piloto de la fuerza aérea jordana, teniente Muath al-Kaseasbeh, de 26 años, es quemado vivo en una jaula. Las terribles imágenes causaron ira e indignación en Jordania y en otros países en la región.


Los padres de Mueller dijeron el viernes en un comunicado dirigido a la jefatura del Estado Islámico que la afirmación sobre la muerte de su hija les preocupaba aunque tenían esperanzas de que aun estuviera con vida.


“Ustedes nos dijeron que tratarían a Kayla como su huésped; como su huésped, la seguridad y bienestar de ella es responsabilidad de ustedes”, dijeron los padres.


Los extremistas dijeron el viernes en su comunicado que Mueller perdió la vida en el baluarte del Estado Islámico en Raqa, en el norte de Siria, en ataques aéreos que tuvieron como blanco “el mismo lugar durante más de una hora”.


Estas incursiones aéreas ocurrieron durante las oraciones musulmanas, que por lo general se efectúan alrededor del mediodía, según el grupo.