cancerUnos tres millones de personas son diagnosticadas con cáncer cada año en las Américas y 1,3 millones mueren, aseguró este martes la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).


Sostienen esos organismos que casi el 50 por ciento de los fallecidos por cáncer en las Américas se producen en forma prematura, o sea, antes de los 70 años, y sugieren se tomen acciones para evitar que en la próxima década los nuevos casos de cáncer aumenten un 30%.


Las estadísticas la revelaron OPS/OMS en el marco del Día Mundial contra el Cáncer, que se celebra este 4 de febrero, e instan a poner en marcha intervenciones disponibles y eficaces para prevenir el cáncer y evitar que las personas mueran de la enfermedad antes de tiempo.


Anselm Hennis, director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la OPS-OMS, subrayó que “todos podemos emprender acciones para que menos personas se enfermen de cáncer, lo detecten en forma temprana y accedan al tratamiento, y para que aquellas bajo tratamiento o curadas tengan una mejor calidad de vida”.


Indicó que dejar de fumar, hacer ejercicio regularmente, mantener un peso saludable, restringir el alcohol y comer más frutas y verduras pueden prevenir la aparición de al menos un tercio de los tipos de cáncer más comunes.


Agregó que “tenemos que tener políticas, leyes y programas que reduzcan la exposición a los factores de riesgo del cáncer -el tabaquismo, la inactividad física, la dieta malsana, el consumo nocivo de alcohol, la obesidad- y que favorezcan cambios de comportamiento hacia estilos de vida más saludable”.


Hennis entiende que vacunar a las niñas de 9 a 13 años contra el virus del papiloma humano (VPH) podría prevenir alrededor de 83 mil nuevos casos de cáncer cervicouterino que ocurren cada año en la región, así como evitar la exposición a productos químicos carcinógenos y a radiaciones ionizantes como los rayos solares.


UN APUNTE


Prevención


Expandir y hacer accesibles y universales los métodos de detección temprana y cribado de cánceres como el de mama, cérvix y colorrectal puede contribuir a su detección precoz y tratamiento eficaz. El tamizaje y tratamiento puede reducir las defunciones por cáncer cervicouterino en un 80% o más en mujeres que fueron tamizadas, según la evidencia científica disponible.