Maestro


Un profesor jubilado murió la madrugada del miércoles tras un enfrentamiento de educadores manifestantes con policías federales de México, en Chilpancingo, capital de Guerrero.


Mientras que los manifestantes denuncian que la muerte fue por golpes, las autoridades nacionales dicen que fue producto de un “aplastamiento”.


La muerte del profesor ocurrió después de que Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) mantuviesen un bloqueo en el aeropuerto de Acapulco, en medida de protesta por pagos retrasados y otras disputas laborales. Rápidamente fueron neutralizados por elementos de la policía federal mexicana.


El maestro fue identificado como Claudio Castillo Peña, de 65 años.


La violencia se desató después de que un autobús, presuntamente coordinado por los maestros, arremetiera contra efectivos de seguridad. Sin embargo, un portavoz de la CETEG aseguró que el sindicato “se desentiende” de este incidente del autobús y añade que entre los heridos también hay varias profesoras.


El enfrentamiento dejó al menos 40 lesionados.


Monte Alejandro Rubido García, titular de la Comisión Nacional de Seguridad, dijo que la muerte fue por aplastamiento y no por lesiones producto del enfrentamiento entre manifestantes y policías.


No obstante, los profesores culparon a la federación de la muerte, pues recalcaron que fueron efectivos de la Policía Federal los que “arremetieron” en contra de ellos con una violencia “innecesaria”.


Rubido dijo que el fallecido —identificado por líderes de la CETEG como Claudio Castillo Peña, de aproximadamente 60 años de edad—, fue trasladado en una ambulancia de la Cruz Roja al Hospital Naval de Acapulco a las 9:40 p.m. horas del martes.


El hombre presentaba lesiones graves, según el parte médico, y arribó inconsciente con signos vitales débiles al centro médico, por lo que se le intubó y medicó para estabilizarlo, dijo Rubido García. El profesor fue trasladado para recibir atención especializada, pero murió a las 04:00 de este miércoles.


“Las lesiones fueron producto de aplastamiento, no hay ningún traumatismo craneoencefálico como algunas versiones lo han señalado; la información indica que el fallecimiento no fue producto del enfrentamiento entre los manifestantes y los elementos de la Policía Federal, muy posiblemente la defunción fue producto de un evento distinto”, dijo el funcionario federal.


El comisionado nacional de Seguridad dijo que se ordenará una investigación a fondo para conocer con detalles los motivos de la muerte del profesor de 60 años.


El contingente reclama la instalación de una mesa de diálogo con el Gobierno Federal para resolver el problema del reconocimiento a más de 28.000 plazas de personal docente, de apoyo y trabajadores administrativos que se vieron afectados por el proceso de centralización de las nóminas.


El miércoles, profesores de la CETEG, exalumnos de la normal rural de Ayotzinapa e integrantes del sindicato único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero realizaron bloqueos parciales en la Autopista del Sol.