ministerioSANTO DOMINGO (R. Dominicana).- El ministro de Turismo, Francisco Javier García, rechazó hoy unas declaraciones del embajador estadounidense en el país, James Brewster, en el sentido de que la República Dominicana cierra la posibilidad de abrir su oferta turística a la comunidad de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB).


En un comunicado difundido hoy por el ministerio, García rechazó que en la República Dominicana se discrimine “a nadie” por su preferencia sexual y subrayó que quien define y aplica la política de turismo en el país es el ministerio que dirige.


Brewster también afirmó que parecería que a la República Dominicana sólo le interesan algunos tipos de turistas, “a juzgar por los comentarios que supuestamente emitiera el ministro Francisco Javier García, en el sentido de que el país no está interesado en explotar el potencial de dicho mercado”.


“Lamentamos mucho esas declaraciones del embajador Brewster, a quien respetamos, pero nadie nos puede acusar de que discriminemos a algún grupo de turista”, dijo el funcionario.


García defendió la política de promoción de turismo de familia que realiza la República Dominicana.


Tras recordar que la política de promoción turística en la República Dominicana la ejecuta su ministerio, García dijo que nadie le puede regatear el éxito alcanzado en los últimos años, cuando se ha registrado un crecimiento constante y ascendente en esa industria.


Manifestó que el turismo está en su mejor momento, con un crecimiento el pasado año de un 10 por ciento y una proyección de algo superior para el 2015, lo que pone en evidencia el éxito de la promoción del país.


Agregó que el éxito es tan evidente que República Dominicana creció un tres por ciento más que el turismo de Estados Unidos, que alcanzó un poco más del 7 por ciento.


Brewster hizo las declaraciones ayer al hablar sobre los obstáculos que impiden aumentar el flujo de visitantes provenientes de Estados Unidos, al ser entrevistado en el almuerzo semanal de Multimedios del Caribe, por varios directivos y editores del periódico.


El embajador de los Estados Unidos en el país deploró en el encuentro que el Ministerio de Turismo cierre la posibilidad de abrir su oferta turística a la comunidad LGTB de su país, cuyos gastos ascienden a 1.400 millones de dólares, según publica hoy el diario.


Brewster también afirmó que parecería que a la República Dominicana sólo le interesan algunos tipos de turistas, “a juzgar por los comentarios que supuestamente emitiera el ministro Francisco Javier García, en el sentido de que el país no está interesado en explotar el potencial de dicho mercado”.


A este respecto, el ministro desmintió este extremo.


“Cuando el funcionario que es la cabeza, el jefe del Gobierno dominicano, dice que no desea a un cierto grupo de personas nos coloca a nosotros en una situación difícil para respaldar la actividad turística en este país”, dijo Brewster. EFE