Boko Haram


El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, prometió impedir la celebración de las elecciones presidenciales en Nigeria, en un nuevo vídeo difundido este martes, al tiempo que dos atentados suicidas en el noreste del país, atribuidos al grupo islamista, dejaron cerca de 40 muertos.


“Esta elección no se celebrará ni aunque estemos muertos. Aunque no estemos vivos, Alá jamás os permitirá hacerlo”, declaró Shekau en lo que puede ser la primera grabación tuiteada por el grupo islamista, señal de un cambio de táctica de comunicación.


Las elecciones presidencial y parlamentarias en Nigeria fueron postergadas seis semanas, hasta el 28 de marzo, anunció la comisión electoral el 8 de febrero, debido a los ataques de Boko Haram en el noreste y a dificultades logísticas.


Abubakar Shekau reivindicó asimismo el ataque del pasado fin de semana contra Gombe, capital regional del noreste, que los militares afirman haber repelido.


En cambio, Shekau reivindica la victoria y afirma que sus combatientes se impusieron al ejército regular y liberaron a rebeldes apresados.


Más de 40 personas murieron el martes en Nigeria en violentos combates y varios atentados, esencialmente en el noreste, región amenazada constantemente por los islamistas de Boko Haram, y también en el sur, relativamente al margen hasta ahora de las violencias preelectorales.


A pesar de las amenazas del líder de Boko Haram, los expertos ponen en duda que la secta esté en condiciones de perturbar las elecciones en todo el país. En cambio, los comicios podrían ser imposibles una parte del noreste, bastión de Boko Haram.