A los ricos en la República Dominicana, como decía Jorge Tuero en Venezuela, nos preocupa el endeudamiento del gobierno y el crecimiento de la economía que sustenta Valdez Alvizu. A los pobres les preocupa si es culpable o no Félix Bautista y cuál será el próximo acusado de corrupción por el Ministerio Publico.


A los ricos le preocupa si la tasa de cambio seguirá en aumento y el deterioro vertiginoso de nuestra Balanza Comercial. A los pobres les preocupa si Leonel le responderá a Vincho sobre sus comentario sobre el tema de la reelección presidencial.


A los Ricos les preocupa el porcentaje de la Deuda Externa con relación al Producto interno Bruto (PBI) y los propósitos del Gobierno y los Sindicalistas de un posible aumento salarial ante la galopante inflación. A los pobres les preocupa si Roberto Salcedo instalara las piscinas en el Malecón para Semana Santa y los viajes a la Vega a disfrutar del Carnaval.


A los ricos les encanta y a la vez le preocupa que el gobierno los tome en cuenta ante una posible Reforma Fiscal. A los pobres les encanta y preocupa cual será el destino final al salario número 13 en este de año.


A los ricos le interesa y les preocupa el tema de la modificación de la constitución para una posible reelección presidencial de Danilo Medina.  A los pobres les preocupa y les interesa saber sobre si Leonel y Margarita han sido felices en estos últimos 12 años.


A los ricos les preocupa el deterioro de las relaciones entre Israel y Palestina y la intervención de los Estados Unidos por lograr la paz. A los pobres les preocupa si Toño Rosario esta o no en quiebra y cuál es la próxima película de Robertico Ángeles.


A los ricos les preocupa la Capa de Ozono y la constante contaminación y abuzo contra el Medio Ambiente. A los pobres les preocupa si Vargas Maldonado aceptara a los disidentes que quieren volver al PRD.


A los ricos les preocupan los Números del Banco Central y de la CEPAL con relación a nuestra economía y los indicadores que sitúan a la República Dominicana en los más altos niveles de corrupción. A los pobres solo les preocupan los números de Cristian Casablanca y Alexander Cardini para pegar en las loterías.


Y recuerden a Jorge Tuero por siempre: “ Los GOBIERNOS pasan y el HAMBRE queda”