Secuestro


Varios hombres armados irrumpieron en una escuela de Sudán del Sur y se llevaron a 89 estudiantes, según denunció el sábado Naciones Unidas. El secuestro se produjo cerca de Malakal, donde miles de personas se han refugiado tras meses de violencia en la nación.


Además de llevarse a los niños de la escuela, los secuestradores fueron de casa en casa llevándose por la fuerza a todos los niños mayores de 12 años, de acuerdo con la agencia de la ONU para la infancia.


Funcionarios de la ONU advirtieron a los secuestradores que están violando el derecho internacional. “El reclutamiento y la utilización de niños por las fuerzas armadas destruye familias y comunidades”, dijo Jonathan Veitch, el representante de UNICEF en Sudán del Sur. “Los niños están expuestos a niveles increíbles de violencia, pierden sus familias y su oportunidad de ir a la escuela”, explicó.