Mexicano


El video de la muerte de Antonio Zambrano-Montes por disparos de la policía de la ciudad de Pasco, en el noreste de Estados Unidos, ha causado indignación y terror.


Zambrano-Montes, un inmigrante mexicano, fue acribillado el martes de la semana pasada por tres agentes en una de las principales arterias de la ciudad a plena luz del día.


Al hombre, que no hablaba inglés, sufría de problemas mentales y estaba desarmado, no le sirvió huir con los brazos en alto. Minutos antes, la víctima había estado lanzando piedras contra los autos, según versión de testigos.


El video, que puede resultar traumático para quien lo mire, fue grabado con un teléfono celular desde un auto que estaba detenido frente a un semáforo en rojo y ha sido visto en YouTube más de 1,5 millones de veces.


El presidente de México, Enrique Peña Nieto, condenó los hechos a los que calificó como lamentables e indignantes. En Pasco, una ciudad de 65.000 habitantes en el estado de Washington, la muerte de Zambrano-Montes ha llevado a muchos a protestar durante días.


El sábado pasado se manifestaron en un parque unas 700 personas según activistas locales, y en señal de recuerdo, cada día desde que ocurrió el suceso, decenas de personas rezan en el lugar donde murió Zambrano-Montes, frente a las puertas de la pastelería Vinny’s.