Escritura


La manera de escribir puede revelar detalles precisos sobre nuestra personalidad e inlcusive si padecemos alguna patología mental.


La psicóloga y grafóloga Irene López Assor, explicó que a través de la escritura se puede determinar el comportamiento de una persona con respecto a las demás.


Es decir, los rasgos de alegría, maldad, ira, rencor y hasta el grado de fuerza de voluntad, quedan en evidencia con tan solo la grafía del individuo.


“Las personas con problemas cardiovasculares o pulmonares suelen presentar escritura con muchos puntos y letra débil. El exceso de punto seguido o punto y aparte se debe a que su dificultad para respirar y la obligación de hacer pausas, les lleva a la continua utilización de este símbolo ortográfico”, señaló.


Según el análisis, si un individuo escribe con letras “que bailan”, simboliza una persona muy emotiva y que se deja influenciar rápidamente por el entorno. A su vez, si redacta con grafías pequeñas, la avaricia y el análisis rigen su comportamiento.


Del mismo modo, si escribe con letras rígidas tiene una personalidad metódica y minuciosa, pero si sus letras son muy grandes, significa que esta persona es abierta, generosa y extrovertida.


“Lo más revelador es que el escribir hacia arriba o hacia abajo también aclara detalles de nuestra personalidad: si redactamos de forma ascendente somos optimistas y alegres, a la inversa, tendemos a la depresión. Y si nuestra escritura es horizontal, mostramos frialdad y secretismo”, finalizó la especialista.