EI


Más de 3.200 edificios han resultado destruidos o dañados tras cuatro meses de combates por el control de la ciudad fronteriza de Kobane.


Así lo reveló un análisis realizado por Naciones Unidas a imágenes satelitales.


El 26 de enero los combatientes de la milicia kurda retomaron el control de la ciudad de manos del autodenominado grupo yihadista Estado Islámico (EI).


Cientos de kurdos y más de mil combatientes de EI murieron durante los combates, dicen los activistas.


Una primera evaluación de las imágenes satelitales hecha por el Programa sobre Aplicaciones Operacionales de Satélite de las Naciones Unidas (Unosat, por sus siglas en inglés) mostró que 1.206 edificaciones fueron destruidas y 1.169 quedaron severamente dañadas en toda la ciudad.


También se contabilizaron un total de 979 cráteres de impacto dentro de la ciudad y su entorno inmediato.