Juez


Luego de agotar 17 maratónicas audiencias donde fueron escuchados los argumentos probatorios de la Procuraduría General de la República y la defensa, el juez de la Instrucción Especial de la Suprema Corte de Justicia, Alejandro Moscoso Segarra, fijó para el 27 de marzo la lectura de la resolución que adoptará con respecto a la acusación de presunta corrupción y lavado de activos presentada en contra del senador Félix Bautista y otras seis personas.


El magistrado tomó la decisión, luego dejar cerrados los debates donde el Ministerio Público y la defensa replicaron y contrarreplicaron sus argumentos.


Previamente, solicitó a las partes renunciar al plazo de inmediatez, que obligaba a que el veredicto del proceso fuera dado una vez concluida la audiencia preliminar, como contempla el Código Procesal Penal.


El juez Moscoso Segarra le planteó a los fiscales y a los representantes de los imputados que se trata de un caso que amerita un minucioso análisis de cada uno de los puntos que han sido dilucidados. Asimismo, que requiere de un plazo razonable para tomar una decisión.


“El tribunal cierra los debates de esta audiencia preliminar, y se retira a ponderar”. Planteó que con la anuencia de las dos partes, que renunciaron al plazo de inmediatez, se tomará 20 días hábiles para pronunciar una decisión íntegra.


Los representantes del Ministerio Público, Carlos Castillo Díaz, Laura Guerrero Pelletier, Wilson Camacho, Pelagio Alcántara, Milcíades Guzmán, Wagner Cubilete y Narciso Escaño solicitaron dictar apertura a juicio, y dictar prisión preventiva en contra de Bautista, Soraida Antonia Abreu Martínez, José Elías Hernández García, Bolívar Antonio Ventura Rodríguez, Carlos Manuel Ozoria Martínez, Gricel Aracelis Soler Pimentel y Bienvenido Apolinar Bretón Medina. Entienden que debido a la alegada fortuna que tiene el grupo, que incluye unos 500 activos, existe un real peligro de fuga.


“La gravedad de las imputaciones que se le han hecho a los procesados, a quienes se les prueba haber movido más de RD$25,000 millones, de poseer 175 inmuebles en torres de lujo que existen en la República Dominicana; apartamentos, solares en el Metro Country Club, aviones, 4 plantas de asfaltado, una de ellas valorada en 33 millones de dólares… De manera que se trata de un hecho muy gravoso”.


Mientras que la defensa del secretario de Organización del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y los demás imputados aseguró que parte de las actuales acusaciones imputadas al legislador ya fueron investigadas en el 2012, y sostuvieron, además, que una auditoría de la Cámara de Cuentas de 2013 no encontró indicios de dolo contra su defendido durante su gestión en la Oficina de Ingenieros y Supervisores de Obras del Estado (OISOE).


Sostiene que los hechos que se persiguen ya fueron conocidos durante una investigación realizada por la Procuraduría General de la República en el año 2012.


Marino Féliz Rodríguez observó que la Dirección Nacional de Persecución de la Corrupción Administrativa (DPCA) realizó procesos de investigación sobre las mismas acusaciones que hoy se le imputan a Bautista, a raíz de las acusaciones presentadas por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), la Alianza Dominicana Contra la Corrupción (ADOCO) y la Convergencia Nacional de Abogados.


Insistió que los recursos económicos de su defendido, el senador Félix Bautista, tienen origen definido, descartándose cualquier tipo de ilicitud. Explicó que tras el terremoto de Haití la empresa del ingeniero hizo obras por valor de US$9.8 millones.