PN


La Policía Nacional acusó ayer a la profesora y directora de la escuela básica de La Rubia en la tanda matutina, María Altagracia Villegas García, de ser la asesina de su esposo, José Francisco Adames Encarnación, quien también era director regional de Educación en San Juan de la Maguana.


Además, la Policía persigue a Geraldo Paniagua, hermano de la profesora, por su supuesta vinculación con el homicidio.


El portavoz de la Policía, Jacobo Mateo Moquete, declaró que en un allanamiento realizado en la casa de la pareja ubicado en la calle Salomé Ureña No. 27, en el municipio Juan de Herrera.


Encontraron manchas de sangre, lo que les llevó a los investigadores determinar que la víctima fue asesinada en su casa, y luego trasladada hasta el arroyo El Donao, ubicado en el kilómetro 3 de la carretera que comunica a la provincia San Juan de la Maguana con la sección Mogollón.


Se recuerda que el día antes del hallazgo del cadáver, la hoy acusada de homicidio había denunciado la desaparición de su esposo.


El reporte policial señala que “con el hallazgo de las manchas, los investigadores concluyeron de que Villegas García mintió en sus declaraciones, al momento de presentar la denuncia sobre la supuesta desaparición, ya que en el allanamiento realizado en su residencia se ocupó un saco y una funda plástica con características similares a las que tenía el occiso cuando fue sacado de las aguas del citado arroyo”.


La Policía atribuye el homicidio a una relación fuera del matrimonio que el occiso sostenía con Yesenia Cabrera Ramón. Durante los interrogatorios, Cabrera Ramón dijo que la víctima le comentó que su esposa había comprado un cuchillo.


La nómina del Ministerio de Educación revela que el director regional de San Juan tenía un salario de RD$117,484.00, mientras que como directora de la escuela básica la victimaria percibía ingresos por RD$26,734.40.


El reporte preliminar indica, además, que en el curso de las pesquisas, en fecha 18 de febrero de 2015, se realizó un allanamiento en la casa donde reside Paniagua, hermano de Villegas García, encontrando en el interior de la misma dos machetes tipo cuchillo, de aproximadamente 25 pulgadas de largo, un cuchillo, un par de zapatos negros, un gorro pasamontañas y una cerámica de la casa con manchas rojas, supuestamente sangre.