MONTEVIDEO. José Mujica aprovechó ayer la última ceremonia de la bandera frente a la sede de la residencia para despedirse del pueblo uruguayo, y recibir el saludo de los integrantes de su gobierno y cientos de partidarios.


“Querido pueblo, gracias por tu trabajo, gracias por tus críticas, gracias por tu cariño y, sobre todo, por tu hondo compañerismo ,cada una de las veces que me sentí solo en el medio de la presidencia”, dijo Mujica en su alocución pública de despedida.


Agregó que “si tuviera dos vidas las gastaría enteras para ayudar en tus luchas, porque es la forma más grandiosa de honrar la vida que he podido encontrar en mis casi 80 años”.


Rodeado de partidarios que llevaban carteles que decían “Gracias”, algunos con lágrimas en los ojos, Mujica hizo un repaso de su vida, y justificó sus años de guerrillero.