Dictadura


La justicia italiana inició el jueves un proceso contra miembros de las dictaduras latinoamericanas de las décadas de 1970 y 1980 por la muerte de unos 20 italianos víctimas de la llamada Operación Cóndor.


Los imputados son 32 antiguos miembros de juntas militares de Latinoamérica. Entre ellos hay uno de Bolivia; cuatro de Perú; 11 de Chile y 16 de Uruguay, quienes se han negado a participar, excepto el uruguayo Jorge Néstor Troccoli.


Troccoli, ex capitán de navío, ahora de 67 años, se le acusa de la muerte de seis italianos. Llegó a vivir a Italia tras huir de Uruguay para para evitar la cárcel.


El proceso se realiza en la sala búnker de la cárcel romana de Rebibbia.


La Operación Cóndor fue un plan urdido por el general chileno Augusto Pinochet que buscaba reprimir la oposición política por parte de los regímenes dictatoriales de Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia.


El fiscal Giancarlo Capaldo inició la investigación de estos casos de presuntos crímenes de lesa humanidad en 1999, tras la denuncia de un grupo de familiares.