toritoPara Héctor Acosta este año llega cargado de proyectos y sueños, que pretende ir desarrollando a lo largo de estos 12 meses. Giras, concierto en un gran escenario, consolidar su escuela de arte establecida en Bonao y el lanzamiento de un nuevo disco son parte de esos deseos que pretende lograr.


La política también es parte de su vida. Ya había hecho público su deseo de incursionar activamente en ella el pasado año, y optar por el cargo de senador de su provincia, Monseñor Nouel.


Los meses han pasado y un nuevo año ha llegado y ahora tiene aún más clara su visión sobre lo que quiere en la política y su candidatura. Al parecer hay cambios, pero todo se definirá a medida que se acerque mayo, el mes de las decisiones para él.


Mientras, seguirá dedicado a la música y recogiendo los frutos que le dejó el 2014, con sus hijos y su esposa. Por cierto, ya Adela, su hija más pequeña, fruto de la unión con la vegana Eraleysi Vásquez, está grande y aunque a Héctor le encantan los niños, y tiene dos más grandes de su primer matrimonio, no quiere más. “Ya tres son suficientes”, dijo entre risas.


Seguro del impacto que tienen las redes sociales, se subió al tren inmediatamente se pusieron en apogeo, pero le ha costado grandes críticas su activa participación en la misma. Dos momentos para recordar: la foto en que salió sin camisa cocinando y la otra cuando dijo que se retiraría de la música.


Sobre esto entiende que “las redes siempre estimulan ese tipo de situaciones. Cuando puse que me iba retirar fue por un pique, pero como un castigo me puse que no volvería a entrar al Twitter hasta el 21 de febrero y he cumplido mi promesa. La foto sin camisa fue un momento de jocosidad, cocinándole a mi esposa”.


El próximo viernes interpretará el Himno Nacional en el partido en que se enfrentarán los equipos de béisbol de República Dominicana y Puerto Rico, en la Serie del Caribe 2015.


QUIERE GRABAR CON UN TÍPICO
El artista, que ha incluido en su repertorio algunos merengues típicos, quisiera grabar un tema con alguno de los grupos típicos del país, como Banda Real, pero dice no lo han invitado a grabar con ellos. “Claro que me gustaría hacerlo”.


(( El empresario
“Desde el 2006 soy empresario con mi propia empresa. Hasta el momento pienso que lo hago regular. Ya tengo 9 años con mi empresa”.


1 Como “innovador” catalogó su próximo disco el cantante de los raperos, debido a que no se había conocido un disco completo de temas dirigidos a la sociedad, con ritmos caribeños y fusiones de géneros.


Su deseo es poder mantener su orquesta y su Escuela de Arte Héctor Acosta, en Bonao, y “que Dios me siga bendiciendo para seguir trabajando”.


El Torito: “Siempre seré merenguero”
El cantante Héctor Acosta cree que el merengue tuvo en el 2014 un año importante, pese a que muchos aseguran que está en crisis. Su gira, que lo llevó por Europa, Estados Unidos y otros lugares del mundo, así como la acogida de sus temas “Llegó la morena” y “Navidad pa’ mi gente” y la aceptación del tour “La noche del bailador” le confirmaron que este ritmo sigue siendo fuerte y preferido para las fiestas y celebraciones no solo en el país, sino también en el extranjero.

“Yo creo que en el merengue, fue un año de repunte. Lo digo por mi caso, porque mucha gente me criticaba eso, que ya yo no era merenguero, sino bachatero. Yo les recuerdo que canto de todo, pero soy merenguero ante todo. Este año dimos una demostración de que nos gusta el merengue y que seguiremos apostando al merengue”, comentó el artista a LISTÍN DIARIO.


A propósito de los temas que lanzó en el 2014 “Llegó la morena” y “Navidad pa’ mi gente”, el cantante nativo de Bonao confesó que tuvo un reencuentro con su línea musical, la que lo dio a conocer y de la que aseguró se había desconectado.


Lo que dice
“Creo que lo había dejado de lado. Me había desconectado del merengue que me identificaba, a veces uno buscando otros colores y otras líneas, tal vez se sale un poco, aunque siempre es importante hacer fusiones. Yo he retomado el merengue bailable y festivo”, expresó el intérprete a LD.


Héctor quiere presentar en los próximos días su nueva placa musical, en la que dice viene con sorpresas que espera develar el mismo día del lanzamiento.


“Estoy muy entusiasmado, porque hemos trabajado mucho este disco”, manifestó.


A quienes lo catalogan como un artista engreído le dice: “Yo no soy engreído, para nada. Me pueden decir mejor ‘relambío’. Lo que yo soy es tímido, pero humilde. No soy una medallita de diamante para caerle bien a todo el mundo y no todo el tiempo tenemos el mejor de los ánimos. Yo trato de ser lo más sencillo posible, lo más espontáneo. Yo respeto a quien lo crea así”.


Luego de los logros del 2014, tiene muchos proyectos para este 2015, y uno de ellos es un gran concierto para el público de la capital.


“Haré un concierto este año y volveré a a los grandes escenarios, lo tengo pensado para mayo”, precisó.


Y así entre pregunta y pregunta vuelve a reiterar y dejar claro que “siempre seré merenguero, porque para eso nací”. No se arriesgaría a interpretar bachata solamente, un género que le ha funcionado muy bien. Sin embargo, entiende que tiene la capacidad para interpretar muchos géneros, entre ellos la bachata. “Yo soy un artista que puede hacer de todo, no me puedo cohibir”, sostuvo el intérprete de Bonao que quiere grabar un merengue típico con algunos de los grupos del Cibao.


SOBRE SU HISTORIA Y SU VIDA ARTÍSTICA
Héctor Acosta nació el 23 de mayo de 1967 en la comunidad Los Arroces y creció en el barrio San Pablo en Bonao, municipio cabecera de la provincia Monseñor Nouel. Es hijo de Elpidio Acosta, profesor de escuela, y Seferina Irene Restituyo.


Es el mayor de dos hermanos. Durante su infancia, pertenecía al coro de la iglesia de su municipio, lo que le permitió perfeccionar sus dotes de canto, aunque originalmente se preparaba para ser beisbolista. En 1982 participó en un festival de la voz realizado por una emisora de Bonao, quedando en primer lugar. Luego forma parte del grupo aficionado La Renovación Quisqueyana.


A continuación se integra al grupo Los Gentiles, donde era bajista. En 1987, conoció a Gerardo Díaz (El Toro), quien lo llevó a ser la voz principal de Los Toros Band, para después salir del grupo y formar su propia orquesta.