Hotel


Una segunda cadena hotelera internacional abrió sus puertas ayer en la capital de Haití en lo que partidarios del proyecto y funcionarios esperan impulse el desarrollo económico en el empobrecido país.


El Marriott Puerto Príncipe, con 175 habitaciones, es un hotel de cuatro estrellas dirigido principalmente a viajeros que buscan hacer negocios en Haití, señaló Denis O’Brien, presidente de Digicel, una compañía de telecomunicaciones que desarrolló el proyecto, adyacente a sus instalaciones principales en el país, ubicadas en el vecindario Turgeau de la capital.


“Si un director de inversiones en el extranjero va a Haití, tiene que tener una buena primera impresión”, señaló O’Brien, cuya compañía es la mayor generadora privada de empleo en el país.