Fumar


Una fuerte discusión sobre los castigos que se pueden aplicar a los jóvenes que violan el corán al fumar, desencadenó un intercambio de disparos que acabó con la vida de 12 terroristas del Estado Islámico en Irak.


“Los militantes capturaron a varios fumadores y, como siempre, empezaron a azotar a los que encontraron con un cigarrillo por primera vez y, mientras tanto, decidieron cortar los dedos a los que ya habían sido advertidos de que no se puede fumar”, dio a conocer un policía de la provincia de Kirkuk.


Al parecer, varios de los extremistas no estuvieron de acuerdo con cortar los dedos de los fumadores y “la controversia llevó a la muerte de 12 personas”, precisó una fuente de la agencia de noticias Waradana.