Nisman


Fiscales argentinos han convocado una “marcha del silencio” para pedir “Memoria, Verdad y Justicia” para esclarecer la muerte de su compañero Alberto Nisman, fallecido en circunstancias sin aclarar tras denunciar a la presidenta argentina por presunto encubrimiento terrorista.


“Es una convocatoria abierta a todos los colegas”, dijo hoy el fiscal federal Carlos Rívolo, que subrayó que la organización de la marcha, convocada para el próximo día 18, cuando se cumplirá un mes de la muerte de Nisman, no tiene sesgo político o partidista.


Alberto Nisman murió el 18 de enero de un tiro en la cabeza, en su vivienda, cuatro días después de denunciar a la presidenta por presunto encubrimiento de los sospechosos iraníes de un atentado contra una mutua judía que dejó 85 muertos en 1994.


El fiscal admitió que, tras la muerte de Alberto Nisman, el clima en el ámbito judicial “claramente se encuentra enrarecido” y consideró que “así va a seguir” hasta que se aclare el caso.


No obstante, afirmó que no ha “encontrado ningún colega que tenga miedo”, aunque sí “estupor” porque “es la primera vez que sucede algo así en democracia, es grave”.


Rívolo se refirió también a la denuncia por amenazas presentada el miércoles por el juez Claudio Bonadío, que investiga irregularidades en una empresa participada por la presidenta.


“Esas amenazas de Bonadío, no las voy a relativizar, pero forman parte del concierto de amenazas que suceden casi permanentemente contra muchos fiscales en todo el país”, dijo en declaraciones al canal Todo Noticias.