Bautista


El procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, y el senador por San Juan de la Maguana, Félix Bautista, se enfrentaron ayer en el juicio preliminar por supuesta corrupción y lavado de activos que se sigue contra el legislador y otros seis imputados.


Bautista, que en horas de la mañana interrumpió la participación del Procurador, y de manera desafiante le llamó irresponsable, durante la jornada de la tarde se defendió de la acusación, calificándola de calumnia, arbitrariedad y abuso de poder.


“Esta acusación es un texto fuera de contexto, para simular la más alta actuación de calumnia, arbitrariedad y abuso de poder”. Citó como ejemplo el caso Sun Land, del que dijo es lo mismo que el Consorcio Hemisferio Imperial y que, según él, el Ministerio Público lo disfrazó para simular que se trata de otra cosa.


Insistió que en su contra hay una grosera doble persecución, pues insiste en que se trata de los mismos hechos que ya fueron archivados por disposición de la Suprema. También se desligó de la mayoría de las empresas que, según la acusación, están vinculadas a él.


“Sólo aparezco en cinco de las 46 que dicen que son mías. No es cierto, querían sólo un titular en los periódicos”. Afirmó que el origen de los fondos de Constructora Rofi, que el Ministerio Público atribuye a actividades ilícitas, son productos de préstamos con varias entidades bancarias y de obras que ejecuta en Haití.


Aseguró que el Ministerio Público cometió errores matemáticos, sumando cifras repetidas, y sobrevalorando precios. Afirmó que estos errores produjeron una sobrevaloración de RD$516 millones.


En cuanto a la acusación de lavado de activos, Bautista aseguró que en este aspecto “la calumnia es del tamaño del edificio de la Suprema”, indicando que la Procuraduría relacionó a la acusación cuentas bancarias del Estado pertenecientes a la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE).


Dijo que se señalaron como parte de una supuesta red de lavado transferencias bancarias desde Haití a República Dominicana para comprar materiales de construcción.


Detalló, además, que sus empresas Inmobiliaria Rofi, Constructora Rofi, Constructora Hadom (constituida en Haití), Seymeh y Seymeh Ingeniería han pagado al fisco dominicano un total de RD$54.7 millones de impuestos.


También aseguró que de las 20 obras contratadas por Hadom en Haití, doce han sido finalizadas, y con el apoyo de una presentación en Power Point mostró fotografías que aseguró eran de las obras terminadas en el vecino país.


Agregó que de otras once obras realizadas durante su gestión en la OISOE fueron auditadas por la Cámara de Cuentas, auditorías que aseguró están en poder del Ministerio Público desde hace dos años y medio, y donde se señala que no existen irregularidades.


Al cerrar su intervención, que inició a las 3:30 de la tarde, y se extendió por más de cuatro horas, citó el libro “Injusticia Mediática”, del abogado y periodista argentino Darío Villarroel, señalando la gravedad de que “un inocente para la justicia, sea culpable para la sociedad”.


“Las condenas mediáticas no se ajustan a un Estado de derecho”, recalcó.